Nuestros/proyectos

proyecto 24

Restaurante La Bernarda

Esta es nuestra flamante reforma para el Restaurante La Bernarda -proyecto 24.

Este proyecto de reforma que comenzamos a diseñar en la primavera pasada era un reto en varios sentidos. Teníamos que reformular el espacio de un exitoso restaurante de Murcia, con una trayectoria de más de 8 años en la capital y con un público fiel. No queríamos traicionar el espíritu inicial con el que decoramos por primera vez La Bernarda, pero era obvio que necesitaban un cambio en la distribución del local para poder dar un mejor servicio a sus clientes. Por otro lado era necesaria también, un renovación estética. El mayor reto estaba en conseguir esa sensación de nuevo local, acorde con una nueva carta pero que mantuviera la esencia de los platos emblemáticos de siempre (bravas, barullos, tostas…).

En esto teníamos que trabajar, en renovar manteniendo algo característico: El color rojo fue nuestra principal apuesta en este sentido. Los colores oscuros que existían en el local (negro y maderas oscuras) y la escasa entrada de luz natural hacían prioritaria la luminosidad en nuestro nuevo proyecto, así que optamos por darle un fondo blanco a las paredes. El alicatado en azulejos blanco brillo en diferentes formatos y junteados en rojo, que van generando una textura que envuelve el local. Se trataba de un proyecto enfocado a una cocina desenfadada, económica e informal, donde no queríamos introducir materiales más serios como el cuero, el terciopelo, las cortinas y ese tipo de recursos decorativos.

Así apostamos por materiales resistentes y económicos, como el porcelánico del suelo que imita la madera natural de cedro gris. Este elemento además concedía ese matiz escandinavo propio de nuestros trabajos. Pero al mismo tiempo el local tiene una esencia autóctona importante, un sabor mediterráneo que queríamos representar con botijos, malla conejera, celosías tradicionales de hormigón (separación de los aseos), esparto, damajuanas, etc.

Porque eso es el estilo de La Bernarda: una mezcla entre lo mediterráneo, la huerta de Murcia y la sencillez más escandinava. Los vinilos de animales que recrean grabados antiguos nos recuerdan que esta fusión de tradicional y nuevo viaja por todo el local como hilo conductos.

Compartir

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR